Etiquetas

Al finalizar este año, la directora ejecutiva de CINDA María José Lemaitre, destacó los logros de la institución y los temas que quedan pendientes a mediano y largo plazo y, especialmente, lo que hay que hacer en el año que comienza, 2019.

“Este ha sido un año de reinvención, de revisar lo que estamos haciendo en CINDA y de aprovechar la energía que se genera en las reuniones de rectores y en las reuniones de vicerrectores para ir dándole una vitalidad distinta al trabajo que hemos estado haciendo” afirma Lemaitre.

La directora ejecutiva cree que se ha trabajado bien durante muchos años y que “en este momento lo que tenemos que hacer es fortalecer el trabajo que surge de las redes, que surge de los vicerrectores, que surge de las propuestas de los rectores, hacia la vida de las universidades. O sea, tratar de llevar las iniciativas, las prioridades que plantean y poder traducirlas en acciones que, entonces, empiezan a permear mucho más la vida de las universidades. Y quisiera destacar ahí temas como el trabajo de internacionalización, el trabajo de aseguramiento de la calidad, lo que se está haciendo en innovación y emprendimiento”.

Recalca que para que esto funcione, para que realmente tenga frutos en una perspectiva de mediano y largo plazo, es fundamental que CINDA esté reconocida en las universidades y para eso se está trabajando muy activamente con una política de comunicaciones, “con un equipo de comunicaciones que nos está ayudando a dar a conocer lo que hacemos, a recoger información, a estar permanentemente en la agenda de las instituciones, para que de este modo, podamos realmente ser cada vez más una red que está al servicio de la educación superior y de las propias instituciones que son miembros de CINDA”.