La producción creativa de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial y la actividad económica que genera en su entorno tiene cada vez mayor incidencia en el PIB.

A partir del workshop de innovación y emprendimiento realizado en Brasil, en diciembre del año pasado, a CINDA le pareció de interés para nuestros usuarios del sitio web, explicar el concepto “Economía Naranja” que era uno de los proyectos presentados por la Universidad Federico Santa María de Valparaíso.

¿Sabe Ud. qué es la Economía Naranja? Durante el workshop de innovación y emprendimiento realizado en Brasil, en diciembre del año pasado, la Universidad Federico Santa María presentó un interesante proyecto sobre esta materia.

El profesor Rodolfo Salazar, junto a su equipo de la UFSM envió a CINDA el siguiente documento sobre el tema, que lo invitamos a conocer.

¿Qué es la Economía Naranja?

Cuando hablamos de Economía Naranja, es difícil generar una conceptualización definitiva y rígida de dicho término pues aún corresponde a una economía que se ha socializado poco y en la que comparativamente existen menos estudios que en otros ámbitos. Sin embargo, los informes y estudios actuales más relevantes en esta materia señalan que, en definitiva, nos referimos al conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales y cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual.

Este sector está compuesto básicamente por las industrias creativas y culturales, en cuya intersección se encuentran las industrias culturales convencionales, pero además, por las áreas de soporte para la creatividad, según señalan Buitrago y Duque en un informe realizado el 2013 para el Banco Interamericano de Desarrollo1Buitrago, F; Duque, I., La economía naranja, una oportunidad infinita, Banco Interamericano de Desarrollo. 2013, pág. 123.

Estos dos sectores que surgen a partir de la Economía Naranja, han sido mayormente investigados y potenciados los últimos años, no sólo por la relevancia que implica legitimar el aporte social que tiene la cultura y la creatividad para el desarrollo de las naciones, sino además, para visibilizar la importante contribución al desarrollo económico y aporte en la generación de riqueza de los países que estas generan. Es así como la UNESCO entiende que las industrias creativas y culturales son “aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objetivo principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”. Desde esta perspectiva, el enfoque se centra más allá de los productos propios de la creatividad humana que son reproducidos industrialmente, sino que además se le atribuye importancia a la cadena productiva y de valor que cada grupo y sector cultural y/o creativo desarrolla para llegar a sus públicos. Dentro de los sectores considerados creativos estarían las artes escénicas (teatro, danza, artes circenses), artes visuales, artesanía, fotografía, cine, la música, la industria editorial, televisión, la radio, los medios escritos, arquitectura, el diseño, la publicidad y los medios informáticos.

Relevancia de la Economía Naranja en el Desarrollo Económico

La Economía Naranja posee un rol significativo en el desarrollo social, económico y cultural de los países, tanto en los que se encuentran en vías de desarrollo como en aquellos ya desarrollados2Piedras, E., Cuánto vale la cultura? Contribución económica de las industrias protegidas por el derecho de autor en México, CONACULTA, 2004, pág. 8.. Así también lo establece la Unión Europea, considerando esta industria como clave y estratégica, según el programa Horizonte 2020, brindando un alto potencial como detonantes de procesos de innovación, activando recursos, conocimientos y talento creativo3Rodríguez, E., Real, E. & Rosique, G., “Las industrias culturales y creativas en la Comunidad de Madrid: contexto y desarrollo económico 2008-2014”. Revista Latina de Comunicación Social, (72), 2017, pág. 312..

A continuación se presentan algunas cifras que permitirán comprender la relevancia de la Economía Naranja en el desarrollo económico. En el estudio desarrollado por la UNESCO4Lhermitte, B., Perrin, B., & Blanc, S. Cultural Times: The First Global Map of Cultural and Creative Industries. Francia: UNESCO. 2015, pág. 12 el año 2015, “Cultural Times: The first global map of cultural and creative industries”, se indica que los bienes o servicios que se encuentran directamente relacionados con la creatividad y la cultura representan un 3% del PIB mundial, y que estos, generan empleo a 29,5 millones de personas a nivel global, incluso más que lo que aportan sectores relevantes para la economía como las telecomunicaciones, por ejemplo, dando empleo al 1% de la población activa mundial. Los tres mayores generadores de empleo son las artes visuales (6,73 millones), los libros (3,67 millones) y la música (3,98 millones). Según este mismo informe, los ingresos de las industrias culturales y creativas en el mundo representan USD 2250 billones, más que toda la industria automovilística de Europa, Japón y Estados Unidos.

En el caso particular de Latinoamérica, la contribución de las industrias creativas al PIB en los diferentes países de la región va del 2 % en Chile, a más de 10 % en Brasil. Así mismo, las tasas de crecimiento en el sector son consistentemente más altas que el promedio de los otros sectores económicos.

Este mismo estudio se refiere a los impactos sociales y económicos que esta economía aporta. Un ejemplo importante es el aporte que realiza al empleo joven. A pesar que es una industria abierta a personas de diferentes procedencias y grupos etarios, en Europa por ejemplo, esta industria emplea a más gente de edades comprendidas entre el rango de los 15 y 29 años. Las industrias creativas y culturales se caracterizan por favorecer la inclusión de las mujeres y otras diversidades de género, a diferencia de las industrias más tradicionales que en algunos casos representan campos masculinizados o feminizados de trabajo. Los datos estadísticos provenientes del gobierno de Reino Unido por ejemplo, señalan que las mujeres representan más del 50% de los empleados en la industria de la música en el año 2014 (frente al 47% de la población activa total). Además, las industrias creativas están impulsadas por nuevos emprendedores que usan su creatividad y talento para hacer emerger nuevas soluciones a los problemas actuales.

Por otra parte, la cultura potencia la estética urbana y hace más atractiva a las ciudades para sectores como el turismo, ofreciendo externalidades positivas al comercio que se genera en torno a un teatro o un parque cultural por ejemplo.

Potenciar un mundo más soñador y creativo, forma parte de las directrices de esta industria, lo que se traduce por una parte, en el fomento al talento, estructurando los núcleos y las redes creativas del desarrollo económico, social y cultural de las ciudades y regiones; y por otra, promociona los derechos de autor, compensando de forma más justa a los trabajadores por el uso de sus obras. Además, busca el crecimiento y la internacionalización, utilizando la digitalización y las redes de trabajo como un motor para la difusión y conocimiento a gran escala de las obras poniendo cuidado en lograr una mayor democratización.

El impacto de la Economía Naranja en Chile

Según los datos entregados por el estudio “Actualización del impacto económico del sector creativo en Chile” a cargo del recientemente formado Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la economía creativa aporta el 2.2% del PIB y representa más de un 6% a nivel de empleo en nuestro país. Estas cifras y las experiencias a nivel internacional, han puesto en la órbita de las políticas económicas y de desarrollo a la creatividad y la cultura. Sólo el año 2017 se generaron en Chile diversos programas e iniciativas en esta línea: El Programa estratégico Nacional de Economía Creativa, Corfo, realiza iniciativas a nivel regional con programas para Concepción, Valdivia y Valparaíso, se presenta el Plan Nacional de Fomento a la Economía Creativa 2017-2022, que ya para el año 2018, generó el primer mercado intersectorial de economía creativa de Chile denominado “CHEC”. Todo esto sumado a los fondos anuales concursables del MINCAP en su línea de fomento a la Industria.

Pero el trabajo de visibilizar y fomentar experiencias basadas en la economía creativa se remonta ya hace algunos años en Chile. El año 2011, surge la iniciativa denominada “Mapeo de las Industrias Creativas en Chile”, que estableció un diagnóstico actualizado del área cultural y creativa a nivel nacional, tomando diferentes dimensiones de análisis para poder generar una mirada multidimensional del sector. En este estudio, que sirvió como base para comprender la realidad nacional, se incluyeron factores de análisis diversos, tales como: infraestructura e insumos, educación, agentes involucrados y los aspectos económicos, como por ejemplo empleabilidad y comercio asociado. En este estudio se muestran los niveles de desarrollo de cada región los cuales se dividen: desarrollo incipiente, desarrollo emergente, semi desarrollado (Regiones de Valparaíso y Concepción) y desarrollado (Región Metropolitana). Esto permite conocer y desarrollar estrategias diferenciadas por región.

Es importante analizar los beneficios económicos que producen en Chile las industrias creativas. Revisar si por un lado, el desarrollo de una industria mejora y potencia la producción artística de los grupos creativos nuclear e industrial, los cuales poseen mayor peso cultural; y por otro, si estos mayores índices de ingresos en el PIB, se reflejan en mejores condiciones de trabajo para los actores relevantes de dichos grupos. El foco no puede estar únicamente centrado en las externalidades positivas que la industria genera. Por ejemplo, las ganancias del restorán junto al teatro se vuelven superfluas si es que el teatro en sí no produce ganancias y el aporte cultural para lo cual en esencia produce sus obras; los ingresos del parking junto al parque cultural tienen poco sentido, si es que el parque cultural no logra convocar audiencias cada vez más interesadas en carteleras heterogéneas. Se vuelve indispensable un equilibrio en la industria, que tenga como centro la creatividad y que no ignore la finalidad trascendental para la cual las obras culturales nacen.

Algunos estudios han mostrado las necesidades de gestión y colaboración que el sector cultural y creativo requiere, por ejemplo, en el ámbito de la empleabilidad. Según los datos recogidos por el proyecto Trama5Plataforma que buscaba mejorar las condiciones laborales y la sustentabilidad económica de los trabajadores de la cultura del país en funcionamiento durante los años 2014-2016., existe una evidente precarización de los trabajadores del ámbito artístico-cultural (Artes visuales, Artes Escénicas, Literatura, Música, Audiovisual y Gestión Cultural), con prácticamente nula protección social y laboral debido a un alto índice de trabajo independiente, que carece de contratos laborales y ajeno prácticamente a los sistemas de previsión social.

De esta forma, se entiende que los esfuerzos por parte del Estado traducidos en políticas que promueven el emprendimiento, deben estar en línea con la dignificación y promoción del trabajo dependiente en el ámbito artístico y creativo, sobre todo en aquellos grupos de mayor potencial cultural, pero tremendamente informales y precarizados. De esta manera, la formalización del empleo, la disminución de la precarización laboral y la Industria Creativa y Cultural, serán forma y también fondo de un espacio que nos ayude a pensar en una economía donde los artistas y trabajadores de este sector puedan ver materializado en plenitud el invaluable aporte que generan a la economía, la cultura y la sociedad.

El rol de la academia en el desarrollo local de la Economía Naranja

La Economía Naranja representa una riqueza enorme basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y por supuesto, la herencia cultural. En la Región de Valparaíso convergen todos estos atributos y actualmente el ecosistema creativo representa el 12% de las empresas establecidas, entregando más de 100 mil empleos en áreas tales como diseño, comunicaciones, música y servicios tecnológicos, entre otros rubros.

Sin embargo, nos enfrentamos al desafío de crear un ambiente conducente a la reproducción del capital intelectual, evitando su fuga a otros sectores económicos y/o regiones geográficas. Es sumamente importante generar herramientas e instancias para retener, atraer, capturar y reproducir el talento. Para lograr esto, es necesario un trabajo colaborativo, profesional e interdisciplinario, en el cual participen artistas, creadores, emprendedores, profesionales de las diferentes áreas, el Estado e instituciones públicas y privadas. Solo de esta formar se podrá sostener una estrategia sólida en el tiempo, que genere y desarrolle entornos culturales y creativos más prósperos y beneficiosos para todos y todas, sin olvidar la invaluable riqueza que la cultura y la creatividad posee de manera desentrañable.

En este punto, el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María, cumple un rol significativo en la formación del capital humano, basado en su amplia experiencia en investigación en emprendimiento, a partir del desarrollo sostenido en el tiempo del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), reporte anual que diagnostica en profundidad la actividad emprendedora en la Región de Valparaíso; el cumplimiento de la voluntad testamentaria de su fundador Don Federico Santa María Carrera, donde se pone énfasis en la integración de aquellos que, reuniendo las condiciones exigidas por el quehacer académico, no poseen suficientes medios materiales; y el conocimiento del contexto histórico local.

En este sentido, se destaca el caso de Fans Media Chile, perteneciente al Programa Nosotras Creamos. Fans Media Chile es una agencia de marketing musical y comunicaciones enfocada en la estandarización de los procesos de la industria, desarrollada por la saxofonista Medelayn Zepeda. Este emprendimiento surge de una oportunidad de negocio detectada en la industria musical, a consecuencia de que los músicos establecen sus proyectos a base de la intuición y las redes de contacto que poseen, y no a través de una metodología de evaluación determinada. Mediante el uso de herramientas tales como Machine Learning y Business Intelligence –conceptos alejados del rubro musical–; la conformación de un equipo multidisciplinario de trabajo, compuesto por ingenieros, periodistas, sicólogos, cientistas políticos y publicistas; la sinergia de músicos y colaboradores latinoamericanos; así como también de organismos y entidades pertenecientes al Ecosistema Emprendedor de la Región de Valparaíso (Universidades y Gremios), fue posible la creación de una plataforma web que permite entregar soluciones provenientes de análisis de BigData, producto de lo cual se crean planes comunicacionales, de prensa, estadísticas, booking, management y asesorías a particulares y privados que deseen conocer su público objetivo, emprender o posicionarse en la industria musical. Este ejemplo demuestra que la interacción de diversos actores que en día a día no conviven y la aplicación de herramientas matemáticas, permiten el desarrollo de aplicaciones innovadoras en el rubro musical, así como también la relevancia del Ecosistema Emprendedor, que permite a instituciones educacionales crear programas que van en directo beneficio del desarrollo de emprendimientos de corte tecnológico, inmersos en las industrias creativas, mediante la ejecución de herramientas o políticas que fomentan el rubro.

Esto deja en evidencia que el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María, así como también la propia casa de estudios, se encuentran comprometidos con el desarrollo de la sociedad y la economía local mediante la creación y fortalecimiento de negocios vinculados a la Economía Naranja. Es así como, actualmente, el Departamento de Industrias USM se ha posicionado como un agente relevante del Ecosistema Emprendedor de la Región de Valparaíso, convirtiéndose en uno de los principales ejecutores de herramientas y programas públicos con alcance regional, entregando conocimientos y herramientas a participantes de diversas áreas económicas, logrando una efectiva vinculación entre actores, de modo tal que numerosas ideas de negocio sean llevabas a la realidad.

A continuación se presentan los casos de éxito más recientes en esta línea de investigación:

  1. Programa Genera Mujer Emprendedora – GEME (2018)

    Instancia ejecutada por el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María y desarrollado y financiado por el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género, tuvo por objetivo fortalecer la autonomía económica femenina y promover la asociatividad entre mujeres emprendedoras. Mediante este programa se capacitó a cerca de 90 mujeres de la provincia de Marga Marga (Quilpué, Villa Alemana, Limache y Olmué), el cual constó de 60 horas de capacitación distribuidas en 15 jornadas, donde se abarcaron temáticas tales como: estrategia de negocios, contabilidad, marketing, comercialización, alfabetización digital, financiamiento, uso de redes sociales y algunos alcances respecto al ámbito legal.

  2. Desafío Rapa Nui (2018)

    Iniciativa liderada y ejecutada por el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María, cofinanciada por CORFO a través de la línea de financiamiento “Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación” (SSAF) y apoyada por la Secretaría Regional Ministerial de Economía, Fomento y Turismo, el Servicio Nacional de Turismo de la Región de Valparaíso, la Gobernación Provincial de la Isla de Pascua y la Cámara de Turismo A.G. de la isla, que además contó con la colaboración de la Corporación de Desarrollo Social del Sector Rural (CODESSER). Este programa tuvo por propósito resaltar la cultura originaria de Rapa Nui a través del desarrollo de emprendimientos, los que recibieron capacitación y asesoría especializada en el desarrollo y comercialización inicial de proyectos que tuvieran algún vínculo con el turismo. Es así como fueron seleccionados 6 proyectos para su desarrollo, los que se presentan a continuación:

    • , que busca traspasar a mano alzada diseños autóctonos de la cultura Rapa Nui (Manutara, Make Make, Moko, Tagata Manu y Moai Kava Kava, entre otros) a prendas de vestir.
    • , que busca rescatar la cultura Rapa Nui a través de un servicio de empaquetado único en la Isla de Pascua y consiste en ofrecer al cliente la posibilidad de participar y experimentar el ritual ancestral del Umu Ta’o (similar a un curanto) mediante la preparación y bendición de estos alimentos donde cada participante es caracterizado como Rapa Nui y posteriormente degusta de los alimentos elaborados en esta ceremonia.
    • , que consiste en la generación de un espacio donde el turista entra al nido de la cultura ancestral, vivenciando cómo es realmente la cultura Rapa Nui, sus tradiciones, valores, costumbres y gastronomía ancestral, esto a través de la interacción con personas nativas, produciéndose un intercambio cultural.
    • , el cual consiste en un restaurant de comida ancestral itinerante que cuenta con la capacidad de preparar alimentos y platos propios de la gastronomía Rapa Nui en zonas alejadas de instalaciones comerciales y que no cuentan con la oferta de servicios de alimentación, buscando alianzas a través de tour operadores.
    • , pretende recupera la gastronomía Rapa Nui en una experiencia que dura dos horas, rescatando tradiciones antiguas y recetas nativas como lo son el Tunu Ahí, Umu Rapa Nui, Po’e y empanadas de Atún, entre otros, servicio prestado en un lugar único y privilegiado, frente a la plataforma de Moais.
    • , es una iniciativa que busca la recreación de las rutas utilizadas por los navegantes del Pueblo Rapa Nui, a través de las cuales se podrá conocer los puntos ancestrales de observación astronómica, Tupa, Pipi Horeko y cuevas (sistemas que utilizaban los antiguos navegantes para actividades de recolección de productos del mar), donde el turista podrá conocer las historias del océano, el antiguo sistema de triangulación y podrá pescar utilizando técnicas ancestrales (previamente enseñadas) y que finaliza con el consumo de lo que posible pescar.
  3. Programa Nosotras Creamos (2017-2019)

    Iniciativa liderada y ejecutada por el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María y financiada por CORFO, que tiene por objetivo desarrollar ideas de negocios y emprendimientos guiados por mujeres, pertenecientes a las industrias creativas y que cuenten con un alto potencial de crecimiento, mediante la asesoría y entrega de recursos económicos. Más de 270 proyectos fueron postulados, siendo preseleccionados 30 de estos, quienes debieron presentar un pitch con sus ideas de negocios. Finalmente, 6 de estos fueron seleccionados y participaron del proceso de acompañamiento, los cuales se presentan a continuación:

    • es un sello discográfico de música infantil, enfocado en el mercado de Youtube Chile, cuya propuesta de valor apunta a convertirse en un canal de psicología infantil que ayude a padres con hijos de entre 2 y 7 años de edad a enfrentar temas relevantes y complejos de explicar a sus hijos, como son los hábitos, valores, manejo de emociones y comprensión de situaciones completas como los miedos, la llegada de un nuevo integrante a la familia o tener que asistir a un jardín infantil.
    • es una propuesta asociada al diseño, fabricación y comercialización de tablas de corte de alimentos, caracterizadas por su naturaleza antibacteriana y ser 100% biodegradables, atributos obtenidos mediante la revalorización de los desechos generados en el procesamiento de las nueces, específicamente las cáscaras de estas. Es así como se crea un nuevo material bioactivo con el que diseñen productos altamente diferenciados, con atributos alineados a las tendencias de consumo nacionales e internacionales, y por ende, con clientes dispuestos a pagar por esta diferenciación.
    • es un robot que mediante el juego estimula a niños y niñas, en tratamientos de enfermedades crónicas, a la adhesión de rutinas saludables. Esta aplicación está basada en un juego de acuerdos y considera criterios de la teoría de gamificación en salud, así como también emplea estrategias del análisis del comportamiento, con enfoques psicológicos y sociológicos, respaldados con conocimientos empíricos y aplicaciones basadas en evidencia. Es así como, IUBI se diferencia mediante el uso de nuevas tecnologías en su gamificación, convirtiéndose en una solución atractiva para que niños y niñas, a través de la identificación con un personaje y la generación de empatía y afinidad, adopten rutinas médicas eficientes en el tratamiento de enfermedades crónicas e invasivas.
    • es un videojuego de aventura para dispositivos móviles cuya temática general está asociada a elementos de identificación Latinoamericana, siendo una vitrina hacia el propio territorio y el resto del mundo de la cultura local. ¿Cómo se logra esto? La historia trata de un perro que cuando es separado de su amo decide ir su búsqueda, iniciando una aventura por lugares inesperados que lo llevará a recorrer lugares emblemáticos de Latinoamérica, permitiéndole interactuar con otros usuarios.
    • Fans Media Chile es una agencia de marketing musical y comunicaciones enfocada en la estandarización de los procesos de la industria, basada en algoritmos que entregan soluciones provenientes de análisis de BigData, que mediante una plataforma web, crea planes comunicacionales, de prensa, estadísticas, booking, management y asesorías a particulares y privados que deseen conocer su público objetivo, emprender o posicionarse en la industria musical.
    • es una plataforma digital alojada en la nube cuyo objetivo es fortalecer la cadena de valor en la industria musical independiente, mediante la visualización, soporte comercial y técnico a las mujeres músicas chilenas que se encuentran en su catálogo. Es así como, a través de esta plataforma, se generarán lazos comerciales con personas, productoras, agencias, empresas del sector privado, organismos gubernamentales y ONG’s.
  4. Industrias Creativas y Culturales. Revisiones y reflexiones sobre los impactos en el crecimiento y desarrollo cultural y económico de las naciones y de la región de Valparaíso

    (Fernández R., Cristóbal; Cuadra M., Felipe; Santander A., Paulina & De la Fuente M., Francisco)

    Capítulo que forma parte de “Cuadernos del Foro Valparaíso XXI: Desafíos de APEC”, el cual aborda la relevancia y aporte que las Industrias Creativas y Culturales realizan al desarrollo y crecimiento de las naciones desde su contribución económica y cultural. Para ello, se expone en una primera parte una revisión y reflexión del estado actual teórico y programático de dicha industria, en coherencia con los impactos económicos y culturales que esta posee, haciendo referencia a los principales estudios que hoy describen dicha industria a nivel internacional, integrando principalmente los avances significativos de Asia-Pacífico en relación al contexto nacional chileno. Posteriormente, se revisan algunas críticas a esta nueva forma de abordar económicamente la cultura y la creatividad, que ponen en alerta a la potencial masificación y pérdida del contenido cultural a través de la industrialización de los contenidos. Luego, se presenta una interesante experiencia de un programa CORFO ejecutado por el Departamento de Industrias de la Universidad Técnica Federico Santa María en el marco de los emprendimientos creativos y culturales de mujeres, el cual integra interdisciplinariamente diferentes objetivos claves para el desarrollo de los países, tal como lo son la lucha contra las brechas de género y la promoción de los emprendimientos asociados a la denominada economía naranja. Finalmente, se presentan algunas reflexiones sobre los desafíos respecto a las políticas de fomento a las Industrias Creativas y Culturales en el marco de acción actual en Chile, considerando los diferentes aportes teóricos y prácticos desarrollados a la fecha.

  5. Proyecto Semillero de Emprendedores (2019)

    Instancia ejecutada por el Departamento de Industrias, financiada por CORFO a través del Programa de Apoyo al Entorno para el Emprendimiento y la Innovación (PAEI-r) y apoyada por INACAP y CREATIOX, tiene por objetivo converger la innovación, emprendimiento y las necesidades locales, permitiendo el encuentro entre los actores que forman parte del ecosistema emprendedor: empresas, estado y escuelas. De este modo se instalará capacidades en quienes hoy son actores de cambio, jóvenes de nuestra región los cuales, a través de una experiencia vivencial y transformacional, recibirán herramientas para enfrentar los cambios de la industria y el mercado local, generando soluciones, productos y servicios que potencien el emprendimiento. El alcance es de 120 estudiantes, de enseñanza básica y media, pertenecientes a colegios y liceos de Algarrobo y Placilla de Curauma, Región de Valparaíso.