Internacionalización, prácticas de enseñanza, aprendizaje y evaluación; y bienestar integral de los miembros de la comunidad son los principales temas donde hubo acuerdos.

La reunión de VRA se realizó los días 16 y 17 de mayo en la sede de la PUCV y contó con representantes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, España, Italia, México, Perú, República Dominicana y Uruguay, que analizaron temas de gran interés para las instituciones de educación superior; Soledad Aravena, directora de Programa, Política y Gestión Universitaria de CINDA y coordinadora de la reunión de vicerrectores entregó un resumen de lo más destacado.

El encuentro se inició dando cuenta del panorama general del trabajo de CINDA, así como de la labor de las otras redes, con el fin de identificar puntos de convergencia y colaboración.

Durante los dos días de sesiones se abordaron diversos temas de interés, destacándose presentaciones de buenas prácticas de algunos de los asistentes, tales como el desarrollo de posgrados en redes nacionales de colaboración interuniversitaria (ESPOL), la perspectiva sobre la innovación como una actividad desarrollada por toda la comunidad universitaria (PUJ-Cali) y la acreditación como un estímulo para la autorregulación institucional (U. Barcelona).

Los vicerrectores presentes analizaron diversas opciones de trabajo futuro; los principales acuerdos adoptados por los vicerrectores se relacionan con iniciativas de corto y mediano plazo en torno a:

  • La internacionalización como herramienta para enriquecer el quehacer de las instituciones de educación superior;
  • La transformación de las prácticas de enseñanza, aprendizaje y evaluación acorde a los desafíos del contexto universitario actual y futuro;
  • El abordaje del bienestar integral de los miembros de la comunidad universitaria como elemento clave para el logro de los propósitos formativos.

Jorge Zegarra, director de Asuntos Académicos de la Pontificia Universidad Católica de Perú, afirmó que los grupos de discusión se alinearon en torno a los temas de desarrollo de docentes para llegar a un consenso y comenzar a trabajar en ello.

Añadió que siempre estas reuniones se desarrollan en un ambiente de cordialidad, de intercambio de experiencias muy abierto, nadie oculta nada de lo que está haciendo y todo el mundo participa con la idea de aprender del resto y enseñarle a los demás, compartiendo las experiencias.

Entre los temas tratados destacó el de internacionalización, que es consecuencia de un trabajo ya realizado (hay que mencionar que se efectuó una reunión previa, dos días antes del encuentro, para presentar una propuesta sobre este tema) y a partir de este, definir lo que se hará más adelante.

“Y como digo, estamos un poco centrándonos en el tema de desarrollo docente, básicamente en el trabajo en aula, con los alumnos”, señaló.

Paula Manríquez, vicerrectora de Pregrado de la Universidad de Talca dijo que “sin duda, participar de estas redes donde se reúnen distintas universidades latinoamericanas, españolas y chilenas, es muy positivo, ya que se conocen las realidades de distintas instituciones de educación superior, cuáles son los temas que se están abordando y darnos cuenta también que las problemáticas son muy similares, con niveles de avance distintos en algunas, pero convergemos en temas importantes para las universidades y que nos convocan a todos”.

Al igual que otras autoridades presentes en el encuentro, Paula Manríquez destacó los temas de la internacionalización, de la diversidad y de la inclusión que es “de nuestro quehacer diario y está dentro nuestras preocupaciones y las instancias de conversación son un tremendo aporte”. Concluye que conocer buenas prácticas, estrategias que se están implementando, que han sido probadas y que han funcionado, “permite al final de la jornada irnos hoy con varios desafíos. Siempre trabajar en redes es un aporte para las instituciones”.

Ingrid Schuler, vicerrectora académica de la Pontificia Universidad Javeriana, sede Cali, Colombia, recalcó que “sin lugar a dudas cualquier posibilidad de reunión presencial nos va a dar una riqueza en el intercambio de experiencias de las universidades. Partimos las discusiones sobre la base de que casi todos estamos emprendiendo en América Latina las mismas preocupaciones: cómo enfrentamos los cambios en la educación, qué debemos buscar para nuestros estudiantes y profesores, cuáles son los programas promisorios. Es decir, hay un común denominador”.

Sin embargo, añadió que lo interesante es que al ser preocupaciones conjuntas se puede encontrar salidas en las experiencias que les sirvan a muchos. Entonces estas iniciativas de CINDA de revisar el quehacer de las universidades y, siendo nosotros actores centrales responsables de esa formación, deben derivar en temáticas muy acertadas como las que se han identificado. Pero tienen que ser proyectos de largo plazo, porque hay realidades y condiciones diferentes en cada universidad”.

Finalmente, Nelson Vásquez, vicerrector académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se refirió a las jornadas que se iniciaron el 14 de mayo y culminaron con estos dos días de trabajo intenso en la sede de la PUCV en Santiago:

“Este encuentro anual de red de vicerrectores académicos de la red CINDA ya es una tradición y en mi opinión se han abordado dos o tres temas que son claves para los desarrollos futuros de las universidades. En primer lugar, hubo un muy importante seminario y luego las reuniones de trabajo de los vicerrectores, con foco en el desarrollo de competencias transversales, de habilidades blandas en los programas de estudio de pregrado. Todo hace suponer que se está produciendo un cambio importante en el ámbito laboral. Por lo tanto, debemos ver cómo adecuamos nuestros programas de formación a las necesidades de la empresa, de la industria, de los colegios, de los campos laborales. Ello nos hace suponer que el gran valor agregado que las universidades podemos proporcionar a las personas es el desarrollo de estas capacidades del Siglo XXI para que les sirvan en su desempeño en las empresas”.