Instituto Internacional para el Aseguramiento de la Calidad (IAC-CINDA)

Glosario

Académico(a)

Docente o investigador vinculado a una universidad. Un académico puede ejercer tareas ligadas a la docencia, la investigación, la vinculación con el medio y/o la gestión.

Acciones de mejora

Obras o ejercicios que buscan imprimir determinados efectos de adelantamiento, aumento e innovación en aquellas estructuras, mecanismos, órganos o políticas reconocidas como deficitarias o perfectibles por una carrera, programa, unidad o institución.

Acreditación

Metodología más ampliamente aceptada y adoptada en el mundo como mecanismo para el aseguramiento externo de la calidad de la educación superior. El desarrollo de procesos de acreditación está ligado a dos elementos clave, entre los que se encuentran, por una parte, la motivación de las instituciones de educación superior para evaluar y mejorar constantemente su desempeño en los distintos escenarios en los que se desenvuelven y, por otra, la necesidad de dar cuenta pública acerca del uso de los recursos destinados a la educación superior. La acreditación IAC-CINDA tiene un doble propósito: por una parte, contribuir al mejoramiento continuo de la institución o sus programas mediante la vinculación con la planificación institucional y, por otra, verificar el grado en que una institución o programa satisface las exigencias planteadas en estándares o criterios de validez internacional.

Actividades curriculares

Conjunto de tareas, actividades o quehaceres que los estudiantes deben completar a lo largo del plan de estudios de sus programas.  Las actividades curriculares contribuyen al desarrollo de las competencias definidas en el marco  del perfil de egreso de cada carrera o programa.

Acuerdo de acreditación

Documento oficial y de carácter público emitido por el Instituto de Aseguramiento de la Calidad IAC-Cinda en el que se da cuenta del grado en que una institución, carrera o programa satisface sus propósitos declarados y cumple con los criterios de calidad establecidos.

Admisión

Mecanismo por el cual una institución establece los procesos y requerimientos que un postulante debe cumplir para poder integrarse como estudiante regular de determinada carrera o programa. Toda institución educativa debe estar en condiciones de hacerse cargo de los estudiantes a los que admite y de responder a las necesidades que estos tengan al momento de integrarse a sus respectivos programas.

Arancel

Monto o tasa cobrado por una institución de educación superior que se aplica como valor por el acceso a sus servicios educacionales relacionados con una carrera o programa específico. El arancel puede anual, semestral o por ciclo y se define de manera separada de la matrícula. Cada universidad define sus costos de arancel. Este, debido a los costos asociado a su ejecución y puesta en funcionamiento, puede ser distinto para sus distintas carreras.

Áreas de evaluación

Marcos que engloban en grandes contornos el quehacer de las instituciones de educación superior. Los procesos de evaluación conducente a la acreditación de instituciones desarrollados por el IAC-CINDA contemplan el análisis de dos áreas obligatorias: gestión institucional y docencia de pregrado. Además, las Instituciones pueden optar a acreaditarse en una o dos áreas electivas: docencia de posgrado e investigación.

Aseguramiento de la calidad

Conjunto de mecanismos destinados a garantizar, promover y certificar la calidad de las instituciones de educación superior. El aseguramiento de la calidad propone un compromiso con el desarrollo de la educación superior impulsando en las instituciones, sus unidades, carreras o programas la capacidad para analizar su quehacer y potenciar el logro de sus propósitos declarados con responsabilidad y con vistas a resguardar la calidad de su propuesta formativa y la  sostenibilidad de su desarrollo futuro.

Atención a la diversidad

Principio y compromiso que ordena las acciones a partir de las cuales una Institución, unidad, carrera o programa busca responder a las necesidades, temporales o permanentes, de todos los integrantes de su comunidad educativa considerando sus posibles requisitos específicos y sus características particulares.

Autoevaluación

Proceso a partir del cual una institución, unidad, carrera o programa se evalúa a sí misma, revisando y analizando su quehacer y situación actual en función de sus propósitos declarados y de un conjunto de dimensiones o criterios de evaluación previamente definidos. Los resultados obtenidos de los procesos de autoevaluación entregan antecedentes importantes para comprender la realidad de la unidad que emprende el proceso de autoevaluación y permiten orientar el diseño de acciones de mejora que ordenen su desarrollo futuro. El proceso de autoevaluación es central en el desarrollo de los procesos de acreditación impulsados por el IAC-CINDA.

Autonomía universitaria

Capacidad y potestad de una institución de educación superior para definir las normas y directrices que regulan su organización, lineamientos e identidad. La autonomía universitaria resguarda el derecho de las instituciones a decidir de manera independiente respecto a sus decisiones estratégicas en docencia, investigación y gestión, entre otras áreas. Asimismo, protege su capacidad para generar e implementar reglas, mecanismos, políticas y códigos conducentes a la regulación de su funcionamiento interno y de los marcos generales que rigen las relaciones entre los distintos actores de su comunidad académica. Es necesario destacar que los alcances y sentidos de la autonomía universitaria es comprendida y enmarcada legalmente de distintas formas en distintos países.

Autorregulación

Capacidad de una carrera, programa, unidad o institución para observar, analizar y evaluar su propio quehacer con el objetivo de identificar con claridad sus fortalezas y debilidades e impulsar, en torno a ellas, acciones de mejora para alcanzar sus metas y propósitos. La autorregulación es un elemento clave para asegurar la calidad de los servicios que las instituciones entregan a sus estudiantes y el cumplimiento de su responsabilidad con la sociedad. El desarrollo de la capacidad de autorregulación debe atender de manera conjunta a distintos elementos, teniendo en cuenta entre ellos: las obligaciones o deberes básicos de una institución de educación superior y la legislación local vigente; sus metas y propósitos declarados; las características y necesidades particulares de los entornos locales y regionales de los que participa; y una mirada general de los horizontes globales e interconectados en los que la institución y su comunidad se insertan. Asimismo, debe considerar metodologías, recursos y mecanismos de acción capaces de promover la organización de actividades, políticas y propuestas de innovación que le permitan avanzar hacia el cumplimiento de sus propósitos y proyecciones; la evaluación de sus logros y el desarrollo de acciones de mejora basados en los resultados de dichos procesos de verificación.