Buena práctica

Inmersión Dual Virtual – Un modelo de telecolaboración

             

Pontificia Universidad Javeriana

Cali, Colombia

Responsable

Óscar Mora
Profesor
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Departamento de comunicación y Lenguaje Centro de Idiomas, Pontificia Universidad Javeriana

Resumen ejecutivo

Inmersión Dual Virtual (IDV) es un programa que apoya el aprendizaje de lenguas y el desarrollo de la interculturalidad. Se desarrolla entre doce universidades pertenecientes a la Asociación de Universidades Jesuitas en América Latina (AUSJAL), diez universidades miembros de The Association of Jesuit College and Universities en Estados Unidos (AJCU), al igual que otras universidades no jesuitas que desean ser parte del intercambio virtual de lenguas. El programa está basado en la metodología de telecolaboración que permite el intercambio virtual cuando dos nativos hablantes de diferentes lenguas trabajan juntos en tiempo real para ayudarse a mejorar sus competencias comunicativas e interculturales al compartir perspectivas lingüísticas y temas de estudio. Dicha interacción significa transformar dos clases de idiomas en una sola.

Para ello, tanto los profesores como los estudiantes realizan trabajo de planeación previa analizando los temas, los objetivos de aprendizaje, las consideraciones de horario y espacio y por supuesto, los aspectos socioculturales que permiten que el diálogo y la colaboración entre los docentes y entre los estudiantes permita alcanzar las metas de cada uno de los grupos. Esta actividad no reemplaza la clase tradicional, sino que la complementa. Idealmente los intercambios deben suceder uno a uno (1:1), es decir un estudiante nativo hablante por cada lengua, ya que de esta manera la distribución del tiempo y la paridad del intercambio suele ser más equitativo para ambos. Sin embargo, es perfectamente factible que los intercambios sucedan dos a uno (2:1) o incluso en parejas por ambos idiomas (2:2), esto suele ocurrir cuando el tamaño de las clases no es exactamente el mismo, situación que se presenta con frecuencia, aunque normalmente con diferencias pequeñas de alumnos (entre 3 y 6 aproximadamente). En estos casos se recomienda al profesor rotar en las sesiones futuras a los alumnos que no han estado en pareja de manera que tengan el chance de realizar intercambios 1:1.

La selección del idioma para iniciar la conversación es un aspecto que debe ser definido antes de iniciar el intercambio y esto queda a discreción de los docentes que llevan a cabo la actividad sin embargo se recomienda tomar en cuenta el nivel de cada curso e iniciar la conversación con el idioma no nativo del curso que tenga el nivel más alto, esto con el objetivo de empezar con el grupo de más fluidez en la lengua extranjera. Las sesiones suelen tener una duración entre 40 y 60 minutos.

Carácter transformador de la práctica

  1. La práctica integra las dimensiones de internacionalización o interculturalidad.

    La Inmersión Dual Virtual (IDV) facilita el trabajo a nivel pedagógico, tecnológico y administrativo entre profesores y estudiantes de diferentes idiomas e instituciones académicas y su principal valor agregado es que enriquece los objetivos de aprendizaje de la lengua extranjera a través del intercambio intercultural.

    Alto

  2. La práctica genera cambios significativos en sus beneficiarios directos

    Los estudiantes pasan de ser solo aprendices de la lengua a ser usuarios de la misma. Esto es importante en los contextos donde hay poca posibilidad de interactuar con hablantes nativos de la lengua que es objeto de estudio.

    Alto

  3. Se ampliaron los resultados de la práctica a otros actores institucionales

    En este momento hay un proyecto Collaborative Online International Learning (COIL) que busca vincular a profesores de otras asignaturas y diferentes facultades que quieran colaborar con colegas de otras universidades para que sus estudiantes hagan intercambio virtual sobre temas puntuales.

    Medio

  4. La práctica se hace cargo, de manera innovadora, de los desafíos internos o externos de la educación superior.

    La posibilidad de que un estudiante pueda aprehender una lengua a través de una experiencia intercultural sin necesidad de incurrir en todos los costos (tiempo, recursos financieros, entre otros) de una movilidad internacional, permite afrontar importantes desafíos del aprendizaje de lenguas.

    Alto

  5. La práctica genera un valor añadido para la universidad

    La universidad se ha beneficiado a través de la innovación de metodologías para la enseñanza y el aprendizaje. Igualmente, subsidiario a la práctica, los profesores han ampliado sus redes interinstitucionales de colaboración.

    Alto

  6. Otro (señale cuál)

    Se optimizan los recursos financieros, tecnológicos y de tiempo, tanto de los estudiantes en el aprendizaje de una segunda lengua, como de los profesores que la imparten.

Etiquetas
académicosdocenciaestudiantesinterculturalidadinternacionalización en casa

Descripción detallada de la práctica

Planificación de la práctica

En la Pontificia Universidad Javeriana Cali, desde la década de los 90 iniciamos la búsqueda de la integración del internet y otras herramientas que facilitan el proceso de enseñanza y aprendizaje de lenguas. Se hicieron muchos intentos, pero lo que se encontraba era que los contenidos de internet eran muy similares a los de cualquier manual, eran ejercicios de repetición mas no de interacción, por lo cual pasaría algún tiempo antes de poder incorporar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a las aulas de clase.

Hacia el nuevo milenio, cuando surgió el internet 2.0 la interacción de doble vía dio paso a nuevas opciones. Como seguíamos con la idea de integrar tecnología a nuestros cursos se presentó la posibilidad de hacer uso del video conferencia con otras universidades jesuitas. Esto seguía el llamado que hizo el vice gran canciller de la universidad al final del milenio para ir más allá de las fronteras, entonces se pensó que ese llamado hacía referencia a trabajar de manera colaborativa con otras instituciones.

Por otro lado, se identificó un desafío en tanto los estudiantes aprenden lenguas es un ambiente exolingüe, es decir, que fuera del salón de clase tienen pocas opciones de practicar lo que aprenden en él. Existía una desmotivación de nuestros estudiantes para inscribirse a los cursos de idiomas de la universidad, pues no se encontraban mucha practicidad en la forma de enseñanza y apropiación de una segunda lengua.

Basados en el carácter cultural del lenguaje, que se refiere a que la lengua se aprende en cuanto existe interacción con el otro, y por ende, tal interacción facilita el desarrollo de las competencias que componen la competencia comunicativa, se comenzó a trabajar en el programa de Inmersión Dual Virtual (IDV) el cual cubría el llamado a ir más allá de las fronteras, la integración de las TIC al currículo, la práctica significativa con hablantes que representan la cultura, junto con el desarrollo de la competencia intercultural y lingüística.

La IDV buscó que las instituciones y profesores incluyeran en el currículo un intercambio intercultural en el aprendizaje de lenguas, todo dentro de su cronograma regular de clases. Igualmente, el programa proponía trabajo por fuera del aula para responder al objetivo de dar mayor responsabilidad del estudiante en la planeación de su actividad académica. Por último, los diferentes desafíos en términos de coordinación del programa, quisieron ser flexibles al permitir que diferentes grupos en el mismo nivel de aprendizaje de lengua se pudieran unir en uno solo optimizando el tiempo y los espacios físicos de la universidad.

Para abordar las necesidades identificadas se propusieron distintos modelos que se utilizan para realizar sesiones de conversación e intercambio cultural entre los estudiantes, y es importante resaltar que cada uno ha sido desarrollado en el programa IDV:

  1. Clase a Clase

    Sesiones que ocurren en el horario formal de las clases y en los laboratorios de las universidades. Los estudiantes de segunda lengua (L2) se contactan con estudiantes de L2 de otro país, normalmente Skype o Elluminate. El tiempo de conexión suele ser de 50 minutos, entonces se hacen 25 minutos en un idioma y 25 en otro.

  2. Autónomo (fuera de clase)

    Se realiza fuera de la clase, el estudiante es el responsable de resolver y planificar la logística de conexión para realizar la sesión. Previamente los coordinadores y profesores se encargan de organizar las parejas que luego van a establecer contacto vía Skype.

  3. Lab-Clase

    Es una combinación del modelo clase a clase con el autónomo. Una de las partes está constituida por estudiantes que asisten al laboratorio en su horario regular de clases con su profesor, mientras que la otra parte está integrada por estudiantes que asisten al laboratorio de su universidad fuera de sus horarios regulares de clase; estos son previamente informados sobre los días, horarios y temas de conversación que se llevarán a cabo en las sesiones.

Desarrollo y ejecución de la práctica

Envío y recepción de solicitudes
Cada semestre las universidades participantes manifiestan su interés en participar en el IDV.
Coordinación del programa (Profesor de Javeriana Cali) y coordinadores del IDV de las universidades participantes.
Búsqueda y selección de grupos
Se realizan las asignaciones tomando en cuenta principalmente las variables de fecha, horarios de clase, número de alumnos y modelo de inmersión dual. Según las características de la solicitud hay intercambios en los que se hace necesario incluir otras variables para la selección de los grupos, por ejemplo: temas de conversación. La selección se realiza en función de las coincidencias de variables entre los grupos.
Coordinación del programa.
Confirmación y contacto entre pares (universidades/coordinadores)
A través de un correo electrónico se confirman a las universidades participantes su par durante el semestre para la IDV. Se los deja en comunicación directa para iniciar la coordinación logística.
Coordinación del programa y coordinadores del IDV de las universidades participantes.
Planificación de sesiones
Cada universidad designa a los profesores que serán pares con sus cursos. Seguidamente los profesores deben establecer comunicación con su homólogo para definir temas de conversación y la dinámica del intercambio entre sus clases. Se les recomienda que tenga al menos una reunión por videoconferencia para conocerse.

Coordinadores y profesores del IDV de las universidades participantes.
Reconfirmación
Se les pide a los profesores/coordinadores que cercana la fecha de la sesión, envíen un correo de re-confirmación referente al intercambio acordado. Esto con el objetivo de prever cualquier cambio o juste necesario. Es posible que como algunas sesiones son planeadas con mucha antelación, ocurran cambios de planificación. Este paso es muy importante, pues busca evitar la inasistencia de grupo a su intercambio, así como planificar una contingencia.
Coordinación del programa y coordinadores del IDV de las universidades participantes.
Seguimiento
Se realiza a lo largo del semestre para acompañar y apoyar el desarrollo de las sesiones. Se les pide a los coordinadores que copien a la Coordinación de IDV en los primeros correos de planificación con su universidad par, con el objetivo de hacer seguimiento y mantener fluidez en la comunicación. Igualmente se monitorea si hay cambios o ajustes en los cursos.
Coordinación del programa y coordinadores del IDV de las universidades participantes.

Los recursos utilizados para el desarrollo de las actividades son:

Recursos físicos

Aulas de clase de las universidades participantes y dispositivos tecnológicos como computadores, micrófonos, cámaras y video-beam. Los estudiantes también pueden hacer uso de sus propios dispositivos de tecnología cuando se planean sesiones por fuera de clase.

Recursos tecnológicos

Blackboard como plataforma que utiliza la Universidad para la interacción virtual entre estudiantes y profesores, más precisamente BB Collaborate para el desarrollo de clases virtuales. Adicionalmente plataformas abiertas para espacios virtuales como Zoom, Skype, entre otros.

Recursos financieros

La universidad asume los costos de las horas de enseñanza de los profesores que puede ser full-time o part-time y todos los costos asociados a la realización de las sesiones. Igualmente, los estudiantes deben asumir dentro de su matrícula regular de cada semestre los créditos de las asignaturas de idiomas.

Los responsables de la implementación de la IDV son: la coordinación general del programa que actualmente se encuentra a cargo del profesor Óscar Mora de la Javeriana Cali, las coordinaciones de cada universidad a cargo de un profesor por universidad participante y las universidades como instituciones promotoras del programa. Asimismo, los estudiantes tienen un rol fundamental pues son estos quienes promueven una interacción activa y dinámica dentro de su proceso de aprendizaje.

Resultados de la práctica

El Proyecto de Inmersión Dual Virtual (IDV) representa una red de telecolaboración interuniversitaria y continental, que se fortalece por medio del diálogo y la conexión humana e intelectual entre cada grupo participante. Su evolución ha fortalecido los lazos entre los miembros de su comunidad internacional jesuita en el continente americano, extendiendo así las fronteras de colaboración institucional y produciendo una actividad académica única que surge de la colaboración y el trabajo conjunto.

Entre el Semestre Primavera 2007-2019, más de 30.000 estudiantes han participado en las sesiones de conversación. Se estima que más de 200 profesores han participado en el programa de IDV. Además, se han realizado 46 webinars en diferentes temáticas entre las que se encuentran: cultura, liderazgo, economía, negocios, educación y pedagogía, enseñanza de lenguas, comercio y tecnología.

Universidades Cantidad
AUSJAL 12
AJCU 9
No jesuitas 7
Total 28

Desde su implementación se ha evidenciado que los estudiantes son los más beneficiados, ya que desde una perspectiva constructivista el aprendizaje de lengua será más significativo en la medida que se hace por medio de la interacción con el otro. Esto es lo que permite precisamente la IDV al desarrollar competencias comunicativas interculturales en una ambiente seguro y estimulante, haciendo que sea lo más parecido a un encuentro natural con un hablante nativo, a un ambiente de trabajo de campo, pero diseñado pedagógicamente.

En la Javeriana Cali en el periodo del 2007 al 2019, más o menos 7.641 estudiantes de 379 grupos se han beneficiado del programa y se han realizado intercambios con universidad de Estados Unidos, Brasil e Italia.

Adicionalmente, esta telecolaboración ha traído beneficios a nivel institucional porque se realiza trabajo interdisciplinario e interinstitucional en red que cobra mayor fuerza, valor académico e impacto al estar producido con el aporte de varias universidades. Propicia que la universidad enfrente diferentes maneras de pensar, de trabajar, y formas de vivir el mundo. Los profesores también se han beneficiado porque trabajan con colegas de otras instituciones y esto enriquece sus perspectivas y herramientas de enseñanza.

Evaluación y revisión de la práctica

Al final de cada semestre la Coordinación IDV recoge, a través de cada coordinador local, los datos de participación de estudiantes por universidad a la vez que recibe una retroalimentación sobre el desempeño de las sesiones. Esta recolección de información permite llevar las estadísticas de participación por estudiantes y universidades cada período, así como el total en todo el programa, sin embargo, no existe un instrumento estándar de evaluación. Actualmente, se está estudiando la posibilidad de que para el futuro se pueda desarrollar un sistema de evaluación general para todas las universidades participantes en el programa, de manera que pudiese recogerse la información en una base de datos común.

Si bien, no existe un instrumento oficial de evaluación de la práctica, sí es preciso mencionar que se han llevado a cabo dos investigaciones sobre los beneficios de la IDV. La primera fue desarrollada en 2016 por Diane Ceo-DiFrancesco, Andrea Serna (Xavier University) y Óscar Mora (Javeriana Cali) con estudiantes de español de las universidades mencionadas y se concluyó que la IDV promueve que estudiantes que normalmente no tienen acceso a otras cultural u oportunidades de intercambio intercultural, lo que generalmente ocurre cuando se viaja a otro país. Asimismo, la metodología de telecolaboración ofrece nuevas herramientas pedagógicas y oportunidades para innovar en el aula de clase. Por último, los estudiantes participantes de la IDV evaluados bajo los parámetros del Marco Común Europeo de Referencia para el aprendizaje de lenguas, muestran mejores competencias de comunicación intercultural.

Replicabilidad de la práctica

Esta práctica fácilmente replicable porque las universidades hoy en día cuentan con herramientas y acceso a nuevas plataformas tecnológicas que facilitan la conectividad en el aula. Ejemplo de ello ha sido la implementación de la IDV en otros idiomas como el portugués (universidad UNESP de Brasil) o italiano (Universidad de Padova).

Asimismo, el modelo de la IDV ha sido implementada en otras clases de la universidad que no son de enseñanza de lenguas, por ejemplo, la asignatura “Historia del Campo de la Comunicación” dictada por el profesor Victor Hugo Valencia en colaboración con profesor Francisco Javier Florez, de la Ibero Torreón (México), desarrollada durante el mes de abril de 2019, y que finalizó con una puesta en común virtual el día 3 de mayo del mismo año; en palabras del profesor: “me parece que dicha experiencia fue altamente valorada por mis estudiantes y los del profesor Florez, por lo que considero que debe ser repetida cada semestre con la debida planeación y apoyo de parte de la red AJCU – AUSJAL para la Educación Virtual, y del proyecto de Inmersión Dual Virtual”.

Durante la cuarentena decretada por causa de Covid19 se han realizado actividades de colaboración con Xavier University en USA, UNESP en Brasil, Padova en Italia y con la Universidad Iberoamericana de Torreón. Esto muestra que esta estrategia, debido a que está sustentada en las TIC, puede facilitar escenarios de aprendizaje que aportan alternativas aún en condiciones tan críticas como las que estamos viviendo actualmente.