El seminario se inició con un taller dictado por la Dra. Liz Reisberg, de Boston College, centrado en la necesidad de revisar y re-pensar el proceso formativo, atendiendo en primer lugar a los cambios en el mundo, tanto en el contexto (masificación y diversidad) como en las nuevas demandas de estudiantes y del entorno y en el desarrollo tecnológico; la necesidad de renovar las metodologías y el enfoque de la enseñanza —aprendizaje y de desarrollar distintas y nuevas dinámicas en el aula. Se refirió también a la evaluación como un instrumento de aprendizaje, enfatizando la necesidad de considerar una evaluación continua, donde tanto aciertos como errores constituyen oportunidades para aprender, y finalmente, la necesidad de relevar la centralidad de los docentes y la necesidad de apoyarlo para que puedan hacerse cargo de la nueva forma de ejercer su rol. El taller se desarrolló considerando espacios de participación e interacción entre todos los asistentes.

A continuación, se desarrollaron dos paneles, el primero sobre experiencias universitarias de innovación curricular y didáctica, que contó con la participación de Liliana Torres, en representación de la vicerrectora académica de la Universidad del Valle, de Colombia; Pastora Martínez, Vicerrectora de Cooperación y Globalización de la Universidad Oberta de Cataluña; y Paul Herrera, Vicerrector Académico de ESPOL, Guayaquil. El segundo panel se refirió a la gestión de la innovación docente, y contó con la participación de Teresa Dib, Coordinadora General de la Universidad Estadual de Campinas; María Isabel Ramírez, Coordinadora de Innovación CAE+E, de la Pontificia Universidad Javeriana; y Beatriz Palacios, Directora de Innovación Educativa del Instituto Tecnológico de Monterrey.