22 de Septiembre, 2021

Recientemente, el Consejo Académico del Instituto ha resuelto acreditar tres carreras de dos instituciones de educación superior latinoamericanas: dos pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica del Perú y una a la Universidad Autónoma de Nuevo León, en México.

Se trata de la carrera de Licenciatura en Administración de Energía y Desarrollo Sustentable, de la Universidad Autónoma de Nuevo León (México) y de las carreras de Educación Primaria y Educación Inicial de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP); estas últimas se acreditaron por tercera vez con IAC-CINDA.

Estas acreditaciones son el resultado de un trabajo riguroso realizado de acuerdo de los criterios de calidad establecidos por el Instituto y puestos en práctica en los procesos de autoevaluación y evaluación de pares, con un especial énfasis en el trabajo colaborativo, el alineamiento de criterios y el fortalecimiento de las instancias de comunicación con las carreras. Para responder a la emergencia producida por la pandemia, IAC-CINDA diseñó un procedimiento para que las visitas de los pares evaluadores –académicos y profesionales de destacada trayectoria– fueran realizadas de manera virtual, manteniendo los grados de calidad y rigor aplicados en las visitas presenciales de evaluación.

A este respecto, Diana Revilla, decana de la Facultad de Educación de la PUCP, señaló que «la experiencia fue muy similar a la presencial y se desarrolló bajo un cronograma que se cumplió según lo previsto», aunque exigió un importante trabajo de recolección de información para suplir la observación directa propia de las visitas presenciales. La decana de la Facultad de Educación de la PUCP también hizo notar la fluidez de las comunicaciones con los pares evaluadores y destacó «la oportunidad de que las voces de los diversos actores que participan en el proceso de formación compartieran su experiencia» durante las visitas virtuales de evaluación.

De esta manera, IAC-CINDA continúa desarrollando sus actividades actuando como un promotor de la calidad y poniendo el acento en la responsabilidad, la autonomía y la mejora continua de las instituciones de educación superior.