• Inicio
  • Noticias
  • Los 50 años de CINDA bajo la mirada de sus colaboradores

5 de Mayo, 2021

Lo hemos dicho muchas veces, pero vale la pena repetirlo: el trabajo en red es un rasgo fundamental de la identidad de CINDA, desde su creación. El trabajo colaborativo, el intercambio de experiencias y aprendizajes y la producción colectiva de conocimiento le han dado forma a nuestro quehacer, y lo seguirán haciendo en el futuro. Por eso, para CINDA es de vital importancia conocer la mirada de quienes forman esta red y colaboran con ella.

Ana García de Fanelli

Investigadora principal del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES)
CONICET, Argentina

Como investigadora especializada en el estudio de las políticas de educación superior, CINDA ha sido para mí un referente clave en lo que respecta a la producción de información y análisis sobre las principales cuestiones que atañen al funcionamiento de los sistemas de educación superior de Iberoamérica. A través de su importante colección de libros ha facilitado que especialistas y gestores de la educación superior iberoamericana realicen sus aportes y reflexiones críticas en temas centrales de la agenda de políticas del sector. Entre tales temas cabe destacar los estudios sobre el aseguramiento de la calidad, el financiamiento, la equidad, la repitencia y deserción, el currículum universitario según competencias, el posgrado, la innovación y muchas otras cuestiones de relevancia para la educación superior de la región.

Tuve la oportunidad de participar en la producción de los Informes de Educación Superior en Iberoamérica, aportando información sobre el funcionamiento del caso argentino. Estos informes y las publicaciones ya mencionadas constituyen material de referencia obligado en mis investigaciones y en la de muchos otros colegas especializados en la educación superior latinoamericana.

Como red de colaboración entre universidades, CINDA enfrenta en su 50º aniversario los nuevos desafíos que ha impuesto la pandemia del Covid-19 en la educación superior. Como ha ocurrido hasta el presente, sus aportes serán muy importantes para encontrar los caminos de superación de los nuevos problemas e innovar desde el diseño de políticas y propuestas de mejoras de la gestión.

Paolo Comanducci

Rector de la Università degli Studi di Genova (2014-2020)

La Università di Genova, única universidad italiana que participa en la red, ha organizado en 2018 la reunión anual de la Junta Directiva de CINDA, una fructífera ocasión para hacer conocer nuestra ciudad y su universidad a más de treinta rectores y representantes de instituciones académicas iberoamericanas.

Para nosotros, el principal valor añadido de CINDA es su programa de intercambio de estudiantes. Por consiguiente, desde 2016 la Università di Genova ha impulsado notablemente el programa de movilidad estudiantil hacia y desde las instituciones latinoamericanas miembros de CINDA, convocando una o dos veces al año, según las disponibilidades, un programa de becas para estudiantes de la Universidad de Génova. Una gran oportunidad que cada año académico –antes de la pandemia– fue aprovechada por alrededor de 40 estudiantes genoveses y unos 30 estudiantes latinoamericanos, en casi todas las ramas y disciplinas del saber.

En mi opinión, CINDA debería en el futuro fomentar aún más el desarrollo de carreras con doble titulación entre las universidades de la red, acogiendo el reto de la internacionalización de los estudios superiores y brindando a nuestros estudiantes un instrumento muy útil para su inserción en el mercado laboral de un mundo globalizado.

Rodrigo del Valle Martin

Director General de Inclusión y Acompañamiento
Universidad Católica de Temuco

Las contribuciones de CINDA a la educación superior en Chile y en América Latina en sus 50 años de vida son enormes. Cualquiera que trabaje o investigue en los ámbitos de la calidad y la innovación universitaria conoce las innumerables publicaciones de CINDA o ha participado en más de alguno de sus seminarios y actividades.

En mi caso particular, la oportunidad de participar en el GOP (Grupo Operativo de Universidades Chilenas) ha constituido una gran fuente de aprendizaje y un espacio para construir redes y, ciertamente, amistades fraternas con otros que buscan construir una mejor educación superior para el país, abierta a los desafíos e inclusiva. Los «libros de colores» publicados por el GOP-CINDA han abordado en forma oportuna –incluso anticipada– las grandes temáticas y desafíos que enfrentan las universidades, ofreciendo siempre un cable a tierra para la gestión universitaria. Para los próximos 50 años, CINDA debe seguir reinventándose para ser un aporte que sea capaz de comprender la realidad universitaria desde la diversidad, pero también para transformarla por el bien del país, del conocimiento y de sus estudiantes, académicos y funcionarios.

Gracias por la oportunidad de compartir estas palabras.