• Inicio
  • Noticias
  • Sistemas de colaboración para fortalecer la internacionalización transformadora

4 de Mayo, 2022

El 20 de abril se realizó la 5ª reunión técnica del Proyecto de Internacionalización Transformadora, que tuvo como propósito conocer los resultados de un estudio realizado por la Pontificia Universidad Javeriana Bogotá con el objeto de detectar las necesidades y capacidades institucionales de las universidades y proponer acciones concretas de fomento de la internacionalización. En la segunda parte del encuentro se presentó a los asistentes el plan de trabajo para el año 2022.

Alba Lucy Guerrero –que integró el equipo de investigación junto a Alejandra Bolívar Castañeda y Alberto Flórez– presentó los resultados del estudio realizado por la Universidad Javeriana, enfocado en el desarrollo del Objetivo 3 del Proyecto de Internacionalización Transformadora: «Generar estrategias para el aprendizaje institucional y la formación de capital humano que fortalezcan las políticas, experiencias y acciones de internacionalización, a partir de recursos y capacidades internas y de la postulación a recursos externos».

La investigación estudió políticas, instrumentos y acciones de internacionalización, así como las experiencias presentadas a las convocatorias de buenas prácticas del proyecto, buscando identificar las capacidades de los equipos de las universidades y sus necesidades de apoyo y formación. Se hizo un análisis documental de la información recogida y se realizaron entrevistas y grupos focales con directivos y gestores de internacionalización. A partir de los resultados de ese análisis, el equipo de la Universidad Javeriana propuso un sistema de colaboración que integra los rasgos característicos de la internacionalización transformadora, y que permitirá identificar los retos, necesidades y acciones puntuales que cada institución puede desarrollar para perfeccionar su quehacer en este ámbito.

Una estrategia a partir de la gestión del capital intelectual

La teoría de la gestión estratégica del capital intelectual permite identificar los recursos y capacidades individuales y organizacionales de las instituciones, facilitando el desarrollo sostenible de esos recursos y capacidades. De acuerdo a este enfoque, los recursos del capital humano, del capital estructural y del capital relacional se constituyen en herramientas de fortalecimiento de las estrategias de internacionalización de las universidades.

Desde el punto de vista del capital humano el estudio propone el desarrollo de estrategias de enseñanza colaborativa que promuevan la internacionalización en casa y la perspectiva intercultural, así como la evaluación de la formación y el desarrollo de estancias de investigación y docencia, y el desarrollo de procesos de formación en gestión de la investigación y el trabajo en redes académicas. También se proponen procesos de formación en segunda lengua, en sistematización de experiencias para gestores y administrativos y en planificación, gestión y evaluación de estrategias de internacionalización.

Desde el punto de vista del capital estructural, el estudio plantea la incorporación transversal de la internacionalización en el diseño de políticas, planes y programas, el fortalecimiento de la internacionalización del currículo y la promoción de las capacidades de gestión de las áreas de internacionalización, estableciendo vínculos con las unidades académicas y generando indicadores de seguimiento.

En el ámbito de las relaciones internas y con otras organizaciones y administraciones, el estudio plantea incentivar la interdisciplinariedad en la docencia y la investigación, promoviendo comunidades de práctica que faciliten el intercambio al interior de las instituciones. También se recomienda la producción de intercambio entre estudiantes y el fomento de estrategias de enseñanza que potencien las relaciones de los docentes con pares internacionales.

En síntesis, el fortalecimiento de las estrategias de internacionalización al interior de las universidades requiere de un fuerte compromiso institucional, y debe ser deliberado. Debe articular un amplio conjunto de conocimientos y ser capaz de responder a la particularidad de cada una de las instituciones.

Durante la última sección del encuentro, Soledad Aravena, directora del Programa Política y Gestión Universitaria de CINDA, presentó a los asistentes un plan de trabajo para el año 2022, además de un recuento de las acciones implementadas desde el año 2019, todas enmarcadas en el enfoque transformador de la internacionalización que plantea el proyecto.

«Generar estrategias para el aprendizaje institucional y la formación de capital humano que fortalezcan las políticas, experiencias y acciones de internacionalización, a partir de recursos y capacidades internas y de la postulación a recursos externos».

Objetivo 3 del Proyecto
de Internacionalización Transformadora

Líneas de acción para el año 2022

La propuesta de trabajo presentada considera dos líneas de acción fundamentales. La primera consiste en una nueva convocatoria de buenas prácticas, poniendo un énfasis particular en el rol fundamental de la internacionalización en la formación de los estudiantes.  Además, este proceso mantendrá el trabajo de sistematización como soporte de la reflexión y el apoyo a la gestión, y buscará identificar recursos y expertos para el desarrollo de estrategias de formación.  Cada institución podrá presentar hasta 3 prácticas ejecutadas a partir del año 2019, y las iniciativas que sean identificadas como buenas prácticas se constituirán en referencias para el diseño de talleres de formación y materiales para la autoformación y la gestión durante el año 2023. La convocatoria de este año seguirá la misma secuencia de la realizada el año 2021, y se iniciará con la organización del proceso durante el mes de mayo, para continuar con la sistematización y recolección de antecedentes por parte de las universidades entre los meses de junio y julio. Durante el mes de agosto se realizará el proceso de evaluación por el comité de expertos, la retroalimentación a las instituciones se realizará durante el mes de septiembre y la difusión de las buenas prácticas identificadas tendrá lugar a partir de octubre.

La segunda línea de acción a desarrollar durante el año 2022 consiste en la implementación de acciones de colaboración basadas en las recomendaciones sugeridas por el estudio de la Universidad Javeriana. A partir de sus resultados, las universidades escogerán las acciones que respondan mejor a sus intereses y capacidades, priorizando las que permitan –en un plazo inmediato– implementar estrategias de colaboración a través de recursos internos y externos. Durante el mes de mayo se organizarán los equipos de trabajo, en tanto las acciones de colaboración se llevarán a cabo entre junio y noviembre, concluyendo el año con un proceso de evaluación de la iniciativa. El encuentro finalizó con un intercambio libre de opiniones entre los participantes, en el que se abordaron principalmente aspectos específicos del plan de trabajo propuesto.