El pasado 24 de septiembre se llevó a cabo la primera reunión virtual de la red de Vicerrectores Administrativos y de Finanzas (VRAF) de CINDA, cuyo eje temático fueron las estrategias para evitar la deserción estudiantil debida a la pandemia de Covid-19, desde el punto de vista de la gestión de las instituciones. Soledad Aravena, directora del Programa de Política y Gestión Universitaria de CINDA, inició la reunión destacando la importancia de darle continuidad a los encuentros de la red y de compartir las estrategias implementadas con el objeto de encontrar ideas, elementos comunes y orientaciones que nos permitan enriquecer nuestro trabajo, confrontando diversas realidades y miradas.

Catalina Martínez, vicerrectora administrativa de la Pontificia Universidad Javeriana Bogotá, realizó la primera presentación, exponiendo las acciones desplegadas por la institución para enfrentar la emergencia sanitaria. Además de virtualizar todos sus procesos y asegurar la continuidad académica, la Universidad Javeriana desarrolló diversas estrategias de apoyo económico para sus estudiantes, entregando ayudas en alimentación, becas y planes especiales de financiamiento, así como apoyos en conectividad y equipamientos. Por otro lado –a través de un sistema de alertas tempranas– se realizó un trabajo de acompañamiento académico y se intensificó la actividad dirigida a los estudiantes en las áreas de salud, bienestar y cultura, haciendo parte también a otros miembros de la comunidad.

A continuación, expuso Domingo González, vicerrector administrativo de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), institución que consiguió virtualizar el 98% de su currículo una vez declarada la emergencia sanitaria. La PUCP le ofreció al alumnado facilidades de pago, financiamiento y becas a través de un Fondo de Contingencia, en tanto se implementó un Fondo de Conectividad para contrarrestar los problemas de acceso a internet de los estudiantes. Como resultado de las acciones implementadas, la PUCP alcanzó en el segundo semestre una matrícula muy cercana a la normal, logrando contener la deserción estudiantil, y confirmando la continuidad de esas políticas de apoyo al alumnado.

Carmen Chiaradonna, secretaria administrativa de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) –una institución pública y gratuita– expuso las acciones y estrategias desplegadas por su institución. Además de virtualizar todas las actividades y reprogramar el calendario académico, la UNQ hizo un importante trabajo de capacitación a los docentes y de adecuación tecnológica al nuevo escenario, entregando también ayudas económicas a los estudiantes, así como beneficios y apoyos en conectividad. Además, Carmen Chiaradonna expuso las acciones implementadas en el ámbito sanitario, como el desarrollo de un kit de testeo rápido, la implementación de un laboratorio de análisis de Covid-19 y la apertura de un centro de aislamiento para la población vulnerable. Las políticas de apoyo a los estudiantes implementadas al interior de la institución lograron contener la deserción, y además se observó una mejora en el desempeño de los alumnos.

El encuentro terminó con una serie de preguntas a los expositores, que se refirieron principalmente a los sistemas de acompañamiento académico, las estrategias de control de gastos implementadas y el efecto de la emergencia en los ingresos percibidos por las universidades.

Al finalizar el encuentro, Soledad Aravena destacó algunos puntos compartidos por las tres estrategias expuestas: la importancia del carácter transversal de las medidas implementadas, la relevancia del trabajo colaborativo y el valor de la comunicación entre todos los miembros de la comunidad universitaria para enfrentar la emergencia sanitaria.